Cuando hace casi 3 años empezamos a buscar guardería para nuestro bebé de 6 meses, fuimos a la primera q teníamos al lado de casa. No tuvimos que buscar más… conforme llegamos y nos hicieron la entrevista nos encantó, ya que era superfamiliar y nos dieron un trato excelente.

Las maestras son un verdadero encanto todas, tienen distintas clases de psicomotricidad, música, inglés (les hablan en inglés desde que son bebés), … y todos los niños las adoran, eso dice mucho. Trabajan por la inclusión desde siempre. Tratan a todos los niños como si fueran de su propia familia. La comida, la verdad que genial, nosotros teníamos que dejar allí a nuestro niño 10 horas y jamás en estos 3 años hemos tenido problemas con la comida.

Las directoras, la verdad es que son otro amor, siempre superatentas. Nuestro hijo ha tenido necesidades especiales y siempre han estado volcadas con nosotros y con nuestro hijo. Siempre han mostrado mucho compromiso con la calidad que ofrece todo su personal a las familias.

La verdad es que este año es el último de nuestro pequeño, porque en septiembre entrará al colegio, y no os imagináis cuánto las echaremos de menos. Podéis estar seguros de que, si dejáis a vuestro bebé en esta guardería, estará cuidado y querido como si estuviera en casa. 100% recomendable